RECOMENDACIONES

Para agilizar el proceso de curación, haga durante un mes una dieta a base de alimentos crudos y vegetales cocidos ligeramente al vapor.

Para obtener vitamina K, consuma vegetales hojosos de color verde oscuro.

Incluya en su dieta mucho ajo y cebolla frescos. Estos alimentos favorecen la circulación y la curación. Además, contiene el microelemento germanio, que estimula el sistema inmunológico y mejora la oxigenación de los tejidos.

Para acelerar la curación, aplíquese aceite de vitamina E en la ulcera y cúbrasela suavemente con una venta de gasa estéril. Cámbiese la venda todos los días mientras la ulcera sana.

Mantenga la úlcera limpia y libre de gérmenes para evitar que se infecte.

Si tiene este problema, visite a su médico. Algunas veces es necesario tomar antibióticos para que las úlceras se curen.

Si el medico le receta antibióticos, no deje de tomar acidophilus en líquido o en tableta. También puede obtener acidophilus en el yogur y, en general, en los productos lácteos agrios.

Descripción

Una ulcera es una llaga abierta que se desarrolla en zonas deterioradas de la piel. Cuando la mala circulación de las piernas restringe el flujo sanguíneo, el tejido cutáneo empieza a erosionarse, lo que propicia el desarrollo de úlceras abiertas. La piel afectada suele curarse muy lentamente. Las personas que tiene mala circulación, tromboflebitis y/o venas varices son mas propensas a presentar ulceras en las piernas.