Son microorganismos vivos seleccionados que, al ser ingeridos vivos en cantidades suficientes ejercen un efecto positivo para la salud más allá de los efectos nutricionales tradicionales. Los cuales están siendo estudiados hace más de 30 años.

Además son limpiadores del intestino, eliminan toxinas y las fibras ayudan a mejorar el tiempo de tránsito, las bacterias de la pared intestinal son despojadas alterando desfavorablemente el equilibrio de las 100 billones de bacterias que son residentes en dicha pared. Adicionalmente, los limpiadores o fibras no hacen nada para ayudar a nuestro cuerpo a vigilar la carga astronómica adicional de bacterias que atraviesan nuestros cuerpos todos los días, que constituye un mínimo del 40% del peso seco de la materia fecal.

Los prebióticos estimulan la activación del crecimiento de otras bacterias buenas en el intestino. Estas no son digeribles. Tales prebióticos serían los oligosacáridos en alimentos que promueve el crecimiento normal, y se encuentran en el colon. También existen otras sustancias en alimentos como almidón, fibras y alcohol del azúcar que pueden trabajar como prebióticos.

Los probióticos son las bacterias es decir son cultivos activos, tales como las bacterias del ácido láctico y alimentos que lo contengan que ayudan el intercambio de bacterias en el intestino. Lactobacillus y Bifidobacterias que están en el yogurt.

Estudios, recientes sugieren que nuestro sistema inmune se beneficia con los cultivos probióticos.

Los probióticos son microorganismos y sustancias que contribuye al equilibrio microbiano intestinal, para restituir la población del medio interno y proteger la integridad intestinal. Formas comunes de probióticos son Lactobacillus y Bifido Bacterium, inhiben el desarrollo de bacterias toxicas. Al competir con los sitios de adhesión y nutrimentos estas bacterias benéficas, inhiben la proliferación de microorganismo patógeno. Estos producen ácidos orgánicos que reducen el pH intestinal y retardan el crecimiento de bacterias patógenas sensibles al acido.

A un pH optimo, los ácidos orgánicos generados por las bacterias benéficas se solubilizan en la membrana celular de bacterias patógenas, bloquean el transporte de sus sustancias de crecimiento necesarias, acidifican los interiores celulares y ejercen otras influencias inhibitorias sobre su crecimiento.

Son capaces de reducir significativamente la colonización y translocación de entero patógenos a ganglios linfáticos mesentéricos.

Refuerzan la barrera mucosa intestinal y modulan la respuesta inmune.

Lactobacillus casei es capaz de estimular la producción de inmunoglobulinas A y la proliferación de células plasmáticas, linfocitos y macrófagos.

Vías de administración:

-En forma natural en alimentos

-Como suplemento en alimentos

-Como agente bioterapéutico o bioprotector o bioprofilactico

1.1.- Evolución de los Probióticos

La incorporación de estos cultivos a los alimentos es más o menos dificultosa, por las condiciones que necesitan para desarrollarse, aunque entre ellas destacaremos que necesitan Atmósferas Anaeróbicas, pH entre 5,6 y 7, etc. Hasta la fecha, han sido desde sus comienzos, muchos los productos lácteos que han servido de vehículo a las bacterias probióticas, por ejemplo tenemos:

  • Illia Metchnikov (1845-1916). Este hizo los estudios con el yogurt, de cómo estimula el Sistema Inmunitario, a partir del uso de cultivos y la flora intestinal.
  • En 1940, aparece la LECHE BIFIDUS, para paliar las deficiencias nutritivas de los niños, durante la 1ª Guerra Mundial.
  • En 1950, la fa
  • fábrica DEGUSSA, elabora el primer BIOGUR Y EL BIO-GARDE.
  • En 1989, en Suiza aumenta el consumo y la producción de leches fermentadas.
  • En 1993, dos investigadores, Modler y Villa-García, desarrollan el primer yogur BIO, de baja Acidez.
  • Medina y Jordano, en 1994, mejoran la fórmula de la leche fermentada con Lactobacillus acidophillus.
  • En 1992 Hekmat y McMahon, desarrollan los primeros helados BIO.

Desarrollo, en 1994, por Dinakaar y Mistry, nuevos derivados lácteos, como la Manteca fermentada en polvo, que son utilizados como aditivos alimentarios