RECOMENDACIONES

Si sus ojos están muy secos, consulte con su médico. La sequedad ocular puede ser síntoma de un problema más serio, como artritis reumatoidea o lupus. Además, la sequedad produce una irritación constante que puede hacerles daño a los ojos y lesionarlos.

Si tiene hinchados los conductos lacrimales, aumente el contenido de calcio de su dieta y evite los alimentos procesados.

Utilice un humidificador para agregarle humedad al aire.

Utilice gafas tipo buceo cuando haga mucho viento.

Evite el humo de cigarrillo y los ambientes donde haya cualquier tipo de humo.

Evite los productos que aseguran “acabar con el enrojecimiento”.

Utilice el secador del cabello solo cuando sea estrictamente necesario. Deje que su cabello se seque al natural.

Descripción

SECRECIÓN OCULAR

Entre los diversos factores que pueden conducir a la acumulación de secreción en los ojos están alergia, resfriado e infección (conjuntivitis).

SEQUEDAD OCULAR

 Los ojos se resecan cuando los conductos lacrimales no producen suficiente fluido (lágrimas) para mantener húmedos los ojos, lo que produce ardor e irritación. Este problema se presenta con más frecuencia en las mujeres que en los hombres, y la susceptibilidad de las mujeres aumenta después de la menopausia.

Las personas que utilizan lentes de contacto son particularmente propensas a experimentar sequedad en los ojos. Por lo regular, la causa de este trastorno ocular es la falta de vitamina A.

Este problema suele presentarse con la edad, pero también pueden producirlo algunos medicamentos, entre ellos el antidepresivo imipramine (Tofranil), los betabloqueantes (utilizados para tratar la hipertensión arterial y los problemas cardiacos) y la marihuana.