Recomendaciones

  • Tome sorbos de líquidos calientes, como caldo de pavo o de pollo.
  • Puede agregarle al caldo una zanahoria o un palito de apio.
  • Permanezca lo mas activo que pueda. No solo es innecesario permanecer en cama cuando se tiene un resfriado corriente, sino que puede hacerlo sentir a uno peor. La actividad ayuda a aflojar la mucosidad acumulada. A menos que tenga fiebre, una caminata a buen paso o hacer cualquier otro ejercicio con moderación le ayudará a sentirse mejor.
  • Deshágase de los pañuelos de papel después de utilizarlos. Como albergan el virus, los pañuelos de papel pueden contagiar el virus o hacer que la persona se vuelva a infectar a si misma.
  • Lávese las manos con frecuencia. Los virus del resfriado sobreviven varias horas en las manos, en los pañuelos de papel y en las superficies duras. Una persona que goce de buena salud puede contraer el virus tocándose la boca o la nariz después de haber tocado una superficie contaminada.
  • Trate de no contagiarles el resfriado a sus familiares y a sus colegas. No se acerque mucho a sus seres queridos. Incluso darse la mano está prohibido pues puede propagar el virus.
  • No le de aspirina, ni ningún producto que contenga aspirina, a un niño que tenga síntomas de infección viral, incluido el resfriado.

Descripción

Existen más de doscientos virus que pueden producir resfriado común, una infección del tracto respiratorio superior. Entre los conocidos síntomas del resfriado común están congestión, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, fiebre, agitación, estornudos, lagrimeo y dolores en el cuerpo. La mayor parte de los resfriados desaparecen por si solos en un lapso de siete a diez días, pero en algunas ocasiones el resfriado conduce a enfermedades graves, como bronquitis, neumonía o influenza.

Se calcula que a los adultos saludables les dan, en promedio, dos resfriados por año. A los niños por lo regular les dan más, porque su sistema inmunológico no está maduro y no han desarrollado inmunidad contra muchos virus productores de éste mal. Los resfriados frecuentes en las personas adultas pueden ser señal de que su sistema inmunológico no está funcionando correctamente.