La Administración Sanitaria (Consumo) es la responsable de una más de las tropelías a que nos tiene acostumbrados. Los alimentos se clasifican por: Malos Alimentos, Normales, y Saludables en atención al daño o beneficio que ejercen sobre nuestro organismo. Un ejemplo de alimento malo, es la Coca Cola. Y un alimento Saludable es el Aceite de Oliva Virgen Extra.

Las GRASAS o Lípidos son absolutamente esenciales para el organismo. No se puede vivir sin grasas. No se puede vivir ni siquiera sin Grasas Saturadas, aunque no nos guste. Las Grasas entre otras muchas funciones son las responsables del correcto funcionamiento del sistema nervioso. Las Grasas son el componente principal de ese Sistema Nervioso, que manda la información desde y hasta todos los puntos. Pero como todo en este mundo, hay Grasas buenas y Grasas malas. Las Grasas llamadas malas, es decir las Saturadas son malas para el correcto funcionamiento de nuestro sistema neuronal. Dependerá del nivel de Grasas Saturadas o no Saturadas que funcione mejor el organismo o peor, pero tener, hay que tenerlas, como dicen en Galicia.

Por tanto, debe estar claro para quien no lo sepa, que el organismo contiene Grasas Saturadas, si o si, no podemos eliminarlas de nuestra alimentación. Ahora bien, las Grasas Insaturadas, que son las que tienen mayoría y que son las buenas, son absolutamente necesarias para el correcto funcionamiento como ya hemos dicho, entre otras cosas, del Sistema Nervioso.

Los médicos y en general el personal Sanitario, desde hace tiempo sabemos por la Evidencia Científica, la función de las Grasas. Y haciendo hincapié en que las Grasas Saturadas son necesarias en su nivel. En líneas generales un nivel no mayor del 20% de Grasas Saturadas es el correcto, al igual que sabemos que el nivel de Grasas Insaturadas debe ser alrededor del otro 80%.

Por eso el sistema llamado NutriScore, que clasifica los alimentos según Sanidad y Consumo, está completamente equivocado. Equivocado en sus conceptos y por tanto de aplicarlo, va a traer más confusión que ayuda a los consumidores.

NutriScore cuyo nombre es mitad español y la otra mitad sajón, no contenta a nadie y confunde gravemente a los ciudadanos. Debía haberse llamado NUTROPUNTOS, es decir un Sistema que puntúe a los alimentos Malos sobre los alimentos Buenos o Saludables. Porque como verán no puede utilizarse un programa como NutriScore donde el que más puntos recibe es la Coca Cola Zero que todo el mundo sabe que es un alimento malo y dañino para la Salud en detrimento del Aceite de Oliva Virgen Extra que es uno de los alimentos estrella en el mundo de la alimentación. Como sabemos, los médicos que han hecho el programa Predimed. Un programa a la vanguardia nutricional en el mundo.

El NutriScore es un programa totalmente subjetivo que no informa de la realidad desde el punto de vista Saludable o sea de la SALUD. Y si las autoridades sanitarias creen que con el NutriScore están contentos, nosotros seguimos con el sistema tradicional: Alimentos Malos o perjudiciales, alimentos normales, y alimentos beneficiosos para la SALUD. Lo demás es querer rizar el rizo y al final no querer informar sobre la verdad basada en la evidencia científica que es el concepto sobre el que debe girar la SALUD.

Para poner un ejemplo que debe aplicarse en el día a día y que es fácil de recordar, está entre otros muchos, la clasificación del semáforo, que en otros países utilizan para indicar que alimentos son buenos, que no dicen nada, pero están dentro de la normalidad y los que son perjudiciales.

Ese sistema de clasificación es el que debe extenderse entre la población. Alimentos que debemos utilizar diariamente, alimentos que se pueden utilizar de vez en cuando y alimentos que no deben utilizarse en la vida.

Dr. J.A. Amérigo