A la sorpresa de la aparición del sexto sabor ligado a la grasa, aparece un nuevo sabor, ésta vez relacionado con los hidratos de carbono y los alimentos ricos en almidón.

“Starchy” es el adjetivo en ingles que significa que un alimento es rico en almidón. La Profesora de la Universidad de Oregón Juyun Lin, publica sus resultados del Estudio sobre la Fécula. El almidón está formado por cadenas de moléculas de glucosa que, en contacto con las encimas de la saliva, se dividen en cadenas más simples que el sistema digestivo puede asimilar. Son estas cadenas simplificadas de glucosa las que aportan un sabor dulce a almidón.

Se hizo un estudio con voluntarios de diferentes tipos de disoluciones que contenían glúcidos, mientras que los asiáticos decían que sabia a arroz, los occidentales lo describían como a pan, es parecido a comer harina.

No es extraño porque las investigaciones del Dr. Keast, que ha seguido con mucha atención los pasos de los Dres Running, Craig y Mattes de la Universidad de Purdue, seguían atentamente sus avances. Descubrir el sexto sabor ha llevado casi a la vez al séptimo. Y nos atrevemos a decir que puede haber un octavo sabor, el sabor “ picante “ que todavía no se ha descrito pero sabemos que está en camino.

Las investigaciones del Centro Sensorial Avanzado de la Universidad de Deakin, han demostrado que la sensibilidad al sabor de los hidratos de carbono conduce al aumento de la cintura (aumento de peso).

Se ha dicho también que los hidratos de carbono se habían considerado invisibles al gusto. El hidrato de carbono más típico por su sabor dulce es el azúcar. Pero las investigaciones apuntan a que existe una calidad de sabor perceptible provocada por otros hidratos de carbono independientes del sabor dulce.

Alimentos como la pasta, el pan y el arroz, contienen maltodextrina y oligofructosa. Estos hidratos de carbono pueden sentirse en la “boca”

El Estudio de la Universidad Deakin publicado en el Journal of Nutrition examinó a 34 adultos. Encontraron correlaciones significativas entre la sensibilidad de las personas a los hidratos de carbono, la ingesta dietética de los mismos, la cantidad de energía consumida y la medición de la cintura.

La Dra. Low, coordinadora del Estudio, dijo que aquellos que eran más sensibles a los hidratos de carbono comían más de estos alimentos y engordaban más, siendo esta una medida del riesgo de enfermedades relacionadas con la dieta.

El problema creciente de las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, como por ejemplo la obesidad, requieren una mayor dedicación sobre la alimentación y los alimentos en general.

Se cree que el aumento de la ingesta de alimentos que crean energía, son uno de los factores que más contribuyen al aumento de peso, y los hidratos de carbono son una fuente importante de energía en nuestra dieta.

El Dr. Keast fue coautor en el descubrimiento del Oleocanthal, junto a Gary Beauchamp y Paul Breslin, y además es el autor del mejor desarrollo bibliográfico sobre la molécula del Oleocanthal y los últimos avances en sus investigaciones.