La implicación de la gastronomía moderna con la salud nos abre un horizonte muy amplio al incorporar la dieta mediterránea con el aceite de oliva, dando como resultado, una forma de alimentación novedosa que puede traspasar países y costumbres alimenticias.

EL MUNDO DE LA COCINA HA EVOLUCIONADO en algunos aspectos. Pero en lineas generales la patata sigue siendo la patata, las verduras siguen siendo las verduras y los aceites de oliva virgen extra son los mismos. Las directrices de la nueva cocina no deben estar marcadas por modas o por tics. Es mucho más importante porque está detrás la forma de alimentarse de las personas.

Una forma moderna de tratar la gastronomía esta en lo que ya vamos sabiendo de lo que es bueno para la gente o no. Y mejorando las condiciones organolépticas de los productos. Es urgente el separar lo que es la comida basura de lo que es la buena alimentación. Un ejemplo excelente es toda la  investigación que se ha desarrollado en el mundo al hilo de la Dieta Mediterránea. Los cientos de artículos científicos han de plasmarse en una cocina moderna a la que estén muy atentos los cocineros y las nuevas técnicas de cocinar.

En éste punto queremos incidir en la necesidad de una dualidad, cocineros/médicos. Porque la nueva tendencia será empezar a discutir sobre puntos de fusión, combinación de alimentos, conservación, refrigeración, etc y la confluencia sera que los alimentos tengan una carga más hacia el lado de la prevención, que al de la mal entendida creatividad.

Queda claro nuestro compromiso en mejorar la alimentación siempre que se base en las técnicas probadas  y eficaces en la cocina.

Estamos en un mundo de tecnología y algunos pretenden que se abandone este en pos del “postureo”.

Como no nos cansaremos de decir,  «Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina

Porque no se trata de que hablemos de enfermedades  agudas o crónicas, estamos hablando de alimentación cómo un todo, y cada día más se está necesitando una información y formación profesional tanto en el lado de los médicos como en el de los gastrónomos.

Porque una forma de cocinar con más o con menos sal, con más o menos azucar, con más o con menos alergenos etc será decisiva para una alimentación correcta. Que sea una comida casera o de restaurante, cuando se repite de una forma constante podemos estar introduciendo factores erróneos que al final hacen una alimentación dañina para el organismo..Y eso va seguro a afectar nuestra salud más tarde o más temprano.