RECOMENDACIONES

Cuando vaya a viajar, lleve algo de comer. Las aceitunas ayudan a controlar las nauseas porque disminuyen la salivación.

Préstele especial atención a su dieta. Si un alimento determinado le ha hecho daño en su hogar, es probable que también le haga daño mientras este de viaje.

Para evitar las nauseas, no consuma comida basura, alimentos condimentados, grasosos ni procesados antes de viajar ni durante el viaje. Debe evitar especialmente los alimentos fritos.

Evite el alcohol pues altera los delicados procesos que se desarrollan en el oído interno. Si usted es propenso al mareo, consumir alcohol agravará su problema porque alterará aun más la comunicación entre el cerebro, los ojos y los dos oídos internos.

Evite los olores y los aromas que puedan precipitar las nauseas. Aparte de cosas obvias como humo y gases de escape, debe evitar el olor de algunos alimentos, las emanaciones de las pinturas, el esmalte de uñas y los desechos animales. Cuando se es propenso al mareo, incluso olores agradables, como el de los perfumes y las lociones para después de afeitarse, pueden inducir el mareo.

Cuando esté viajando, siéntese quieto y respire profundamente. Su cerebro ya está bastante confundido como para que usted le agregue más movimiento. Trate, en especial, de mantener quieta la cabeza.

En lo posible, manténgase fresco. El aire fresco ayuda a combatir el mareo. Si está en un automóvil, baje una ventana. Si está en un barco, párese en la cubierta e inspire la brisa del mar. Si está viajando en avión, active el dispensador de aire que le corresponda.

Disminuya o elimine la estimulación visual. Esto disminuye la cantidad de información contradictoria que recibe el cerebro. Viajar de noche les ayuda a muchas personas, sencillamente porque al reducirse la agudeza visual no perciben el movimiento con al misma precisión que durante el día.

Cuando el viaje es por mar, es beneficioso recostarse y cerrar los ojos a la primer a señal de mareo. Cuando se está viajando en automóvil, es útil fijar la vista en un objeto estacionario y distante, como el horizonte.

Descripción

El mareo se presenta cuando el movimiento hace que los ojos, los nervios sensoriales y el aparato vestibular del oído le envíen al cerebro señales contradictorias. Entre los factores que más influyen en el mareo están ansiedad, herencia, exceso de comida, mala ventilación y viajar inmediatamente después de comer.

Los síntomas del mareo van desde dolor de cabeza severo hasta nauseas y vómito al viajar en avión, en barco, en automóvil o en tren. Otros síntomas son sudor frío, vahídos, exceso de salivación y/o bostezos, fatiga, inapetencia, palidez, malestar severo, somnolencia y debilidad. Un ataque severo puede hacer que el individuo pierda completamente la coordinación. El mareo afecta más a las mujeres que a los hombres. Las personas de edad avanzada, al igual que los niños menores de dos años, no suelen experimentar mareo.

Aunque los remedios naturales son muy eficaces para tratar el mareo, la prevención es la clave. El mareo es mucho mas fácil de prevenir que de curar. Cuando las nauseas y la salivación excesiva se empiezan a presentar, ya suele ser muy tarde para hacer algo distinto de esperar a que el viaje termine para poderse recuperar.