Recomendaciones

Cuando los niños tienen crup deben tomar abundantes líquidos para ablandar la mucosidad. Buenas opciones son agua destilada al vapor, tés de hierbas y sopas hechas en casa.

Sobre el pecho y la espalda se deben aplicar compresas calientes de cebolla tres veces al día. Haga las compresas colocando tajadas de cebolla sobre una venda y otra tela. Luego aplique la compresa y cúbrala con una venda. Las compresas de cebolla abren los poros y alivian la congestión.

Cuando un niño tiene laringitis aguda y está respirando con mucha dificultad, se debe llevar a urgencias del hospital más cercano para que lo traten y le tomen radiografías de la laringe. Es probable que necesite oxígeno y antibióticos. Los casos leves  se pueden tratar en el hogar, pero los padres deben permanecer alerta por si la respiración del niño se dificulta cada vez más.

Si el médico prescribe antibióticos, es importante tomar algún tipo de acidophilus.

Descripción

LARINGITIS AGUDA o CRUP

La laringitis aguda o crup es una infección respiratoria que produce estrechamiento de la laringe o de la tráquea causa de la inflamación. La laringe presenta espasmos y el paciente experimenta dificultad para respirar, tos seca, ronquera, opresión pulmonar y sensación de asfixia. La secreción mucosa también puede aumentar, lo que obstruye aun más las vías respiratorias. El crup se presenta con más frecuencia en los niños pequeños, cuyas vías respiratorias son mucho más estrechas que las de los adultos.

Una de las características de la Laringitis aguda es un resuello ronco y sibilante que se produce cuando la persona inspira aire a través de las vías respiratorias obstruidas y sobre las cuerdas vocales inflamadas. Otra característica son los accesos de tos. Por lo general, el crup va precedido de resfriado, bronquitis o ataque alérgico, pero también se puede presentar al inhalar un cuerpo extraño. Los ataques usualmente se presentan por la noche.