En A ESTRADA quisieron hacer un aceite 100% gallego y por eso en el año 2013 plantaron 37.400 olivos en 16 fincas dentro de un proyecto piloto llamado Proxecto Cernes. Hace dos años obtuvieron su primer aceite y todo lo que queda después del consumo doméstico, lo dedican a la comercialización.

Elvira Blanco y Lino rey plantaron hace 5 años 900 olivos en 6.000 metros cuadrados en la zona de As Besadas. La temporada pasada fabricaron 75 litros (de los 600 kilos que recogieron). La mitad fue para consumo doméstico y la otra mitad para su comercialización bajo el nombre de As Besadas, todo ello en la almazara “Ouro Quiroga”, de momento es inviable tener una almazara propia, incluso una de carácter comunitario local.

El aceite As Besadas es 100% de aceituna Estradense (la arbequina gallega) Se diferencia del resto por su aroma y sabor autóctono del clima y la tierra gallega; según Elvira es un Aceite de OLiva Virgen Extra auténtico.

Muchos de los Productores locales pertenecen a la Asociación de Productores de Aceite e Aceituna Galega donde A Estrada tiene un peso significativo.

 

 

Según explica Elvira, la creación de una almazara propia es inviable. Incluso lo es por el momento la creación de una almazara local de carácter comunitario, ya que las producciones locales aún son simbólicas. No obstante, no se descarta en un futuro una iniciativa de este estilo si la producción lo hace viable.

El aceite As Besadas está fabricado solo con aceituna estradense de la variedad arbequina gallega. Según comenta Elvira, la arbequina gallega se diferencia de la del resto de la península por sus cualidades más acentuadas de aroma y de sabor que le aportan el clima y la tierra gallega.

Virgen, extra y sin refinar

«É un aceite suave», explica la productora. Elvira Blanco aclara además que se trata de aceite de oliva virgen extra auténtico. Frente a las marcas habituales de supermercado, donde los aceites que se venden como virgen suelen ser mezclas de aceite refinado y virgen, As Besadas es simplemente «zumo de aceituna sin refinar». «Sin lle poñer nin quitar nada», aclara Elvira. El precio, obviamente, no puede ser el mismo. La botella de 500 centímetros cúbicos puede rondar los 15 euros. «A calidade non ten nada que ver. Ao tomalo nótase a diferenza», explica.

Mientras la marca As Besadas se abre camino en el mercado, en Callobre esperan ya nueva cosecha. Las lluvias de la primavera afectaron a la polinización, pero la aceituna que hay está madurando bien e incluso parece coger mayor tamaño que la del 2017. Si toda va bien, la nueva cosecha se cogerá a lo largo de este mes. Lo que dará de sí es una incógnita. «Aínda no temos a suficiente experiencia para calcular iso», dicen. Solo hay algo seguro. Lo que venga, acabará en la mesa. Es oro líquido. Y es estradense.