Recomendaciones

  • Evite el ejercicio vigoroso, la sauna y los baños calientes pues pueden inducir cambios en la ovulación y disminuir el recuento espermático.
  • Evite totalmente el alcohol, ya que en el hombre reduce el recuento de los espermatozoides y en la mujer puede dificultar la implantación del óvulo fertilizado.
  • No tome medicamentos distintos a los que le haya recetado su médico.
  • No fume y evite los ambientes con humo de cigarrillo.
  • Es importante hacer una dieta balanceada. No consuma grasas de origen animal, alimentos fritos, azúcar ni comida basura. Consuma semillas de calabaza, polen de abeja o jalea real.
    Advertencia: El polen de abeja puede provocar reacciones alérgicas en algunas personas. Comience con una pequeña cantidad y suspéndalo si se le desarrolla sarpullido, respiración asmática o alguna molestia.
  • Hágase un análisis de cabello para determinar si la intoxicación con metales pesados está influyendo en su problema de ovulación.
  • A pesar de que la infertilidad general estrés, haga lo que esté a su alcance para reducir el estrés de su vida. Aprenda técnicas de manejo del estrés para afrontar las situaciones difíciles que son inevitables.

Descripción

La infertilidad se define como la imposibilidad de concebir tras un año o más de actividad sexual regular durante la época de la ovulación. También se refiere a la imposibilidad de llevar el embarazo a feliz término. Se calcula que una de cada cinco parejas estadounidenses presenta infertilidad, y es difícil establecer la causa exacta de este problema. La ovulación, la fertilización y la movilización del óvulo fertilizado por la trompa de Falopio hasta el útero son procesos sumamente complejos. Para que la mujer quede embarazada es necesario que muchos eventos ocurran de manera perfectamente sincronizada.

En el hombre, la infertilidad suele deberse a un bajo recuento de espermatozoides o a una anomalía anatómica. Diversos factores pueden derivar en un bajo recuento espermático, entre ellos exposición a toxinas, a radiación o a calor excesivo; lesión en los testículos, trastornos endocrinos, consumo de alcohol, enfermedad aguda reciente o fiebre prolongada y paperas. La anomalía anatómica que conduce con más frecuencia a la infertilidad en el hombre es el varicocele, es decir, la dilatación varicosa del cordón espermático.

Las causas más frecuentes de infertilidad femenina son defecto o falla ovulatoria, obstrucción de las trompas de Falopio, endometriosis y fibromas uterinos. Algunas mujeres desarrollan anticuerpos contra el esperma de su compañero, lo que las vuelve alérgicas a su esperma. La clamidia, una enfermedad de transmisión sexual que ataca cada año a cuatro millones de estadounidenses, es la causa de muchos casos de infertilidad. Factores sicológicos, como estrés o temor a ser padres, también pueden contribuir a la infertilidad.