La empresa aeroespacial SpaceX registró con el nombre comercial de “Hyperloop” los tubos al vacío de alta velocidad para el transporte de pasajeros y mercancías.

Hyperloop incorpora tubos que reducen la presión en las que las cápsulas presurizadas van sobre una bolsa de aire conducido por motores de inducción lineales y compresores de aire. Estas tecnologías fueron puestas al día en el 2012 por Elon Musk.

Los primeros bocetos de Hyperloop vieron la luz en 2013 e incluían una ruta teórica paralela a la interestatal 5 desde Los Ángeles a la bahía de San Francisco. El tiempo estimado de la ruta sería de unos 35 minutos atravesando los 560km a una velocidad media de unos 970 km/h. En cuanto a los gastos de la ruta serían unos seis mil millones de dólares para el transporte de pasajeros y siete mil quinientos millones para el transporte de vehículos y pasajeros, aunque esta última versión necesitaría un diámetro más grande del tubo de vacío.

La tecnología de Hyperloop ha sido pensada bajo el concepto de Hardware libre por SpaceX y Elon Musk animando a otros a exponer sus ideas para que el desarrollo sea mayor. Con este fin se han creado varias empresas y equipos interdisciplinarios de estudiantes trabajan para avanzar la tecnología.

En 2016 se construye un prototipo a escala real con una vía de 8km. También se presentaron las maquetas de las cápsulas en un concurso de diseño para un recorrido de 1km 600m en una pista de pruebas en Nevada, Estados Unidos realizándose las primeras pruebas del modelo a escala en 2016.

En 2018 la empresa española Carbures (en el Puerto de Santa María) ha presentado junto a Hyperloop Transportation Technologies (HTT), el primer prototipo de tren supersónico fabricado en fibra de carbono. La cápsula pesa 5 toneladas y tiene 32 m de largo, será capaz de transportar viajeros a aproximadamente 1200 Km/h.

Hyperloop no es el futuro, es el presente, a la presentación oficial acudieron empresarios y dirigentes políticos entre ellos la Presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz.

 

El responsable del diseño, Javier Moreno, asegura que este proyecto generará gran riqueza a la región. Cuando recibieron el boceto tuvieron que pensar en todo porque no había nada, ni remaches, materias primas, problemas con el ensamblaje… más que un Airbus.

El siguiente paso es integrar la cápsula dentro de todo el ecosistema tecnológico de Hyperloop. Según Moreno, estará listo para 2019. Y ha comentado que ya están desarrollando una segunda lanzadera para el proyecto de redes comerciales para Abu Dhabi, donde la firma ha logrado una gran inversión.

Ahora la cápsula viaja a Toulouse donde se procederá a su ensamblaje e integración adicional en el sistema antes de ser usada en una de las primeras pistas comerciales.

Hay varios consorcios que quieren hacer realidad esta iniciativa, uno de ellas es Hyperloop Transportation Technologies, otro es Virgin Hyperloop One que recientemente ha firmado un acuerdo con ADIF para hacer en “ Bobadilla”, un pueblo de Antequera (Málaga), un Centro de Innovación para investigar las posibilidades de este concepto de transporte terrestre.