Recomendaciones

  • Consuma en abundancia los siguientes alimentos: brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, kale, hojas de mostaza, duraznos, peras, soja, espinaca y nabo. Estos alimentos ayudan a suprimir la producción tiroidea de hormonas.
  • Evite los productos lácteos durante tres meses, por lo menos. Evite también los estimulantes, el café, el té, la nicotina y las bebidas gaseosas.
  • Tenga mucho cuidado con el tratamiento de yodo sódico radiactivo (iodo 131 ó I-1131) que se suele recomendar para el hipertiroidismo, pues se sabe que produce graves efectos secundarios. No se precipite en hacerse operar, haga todo lo necesario por mejorar su dieta primero que todo.

Descripción

El hipertiroidismo se presenta cuando la glándula tiroides produce una cantidad excesiva de hormona tiroidea, lo que conduce a la aceleración del metabolismo. El hipertiroidismo acelera todos los procesos corporales. Entre los síntomas de este trastorno están nerviosismo, irritabilidad, sensación constante de calor, aumento de la respiración, insomnio, fatiga evacuación intestinal más frecuente, menstruación menos frecuente y disminución del flujo menstrual, debilidad, caída del cabello, perdida de peso cambio en el espesor de la piel, separación de las uñas de su respectiva matriz, temblor de las manos, intolerancia al calor, aumento de la frecuencia cardiaca, bocio y, algunas veces, ojos saltones.

Al hipertiroidismo a veces se le denomina tirotoxicosis. La enfermedad de Graves es el trastorno más común por hipertiroidismo.

La glándula tiroides es el termostato interno del organismo. Esta glándula regula la temperatura produciendo dos hormonas que controlan la velocidad a la cual el organismo quema las calorías y utiliza la energía. Cuando la tiroides segrega demasiada hormona, el resultado es hipertiroidismo; cuando segrega muy poca, el resultado es hipotiroidismo. Se piensa que mucho caos de hipotiroidismo e hipertiroidismo son producto de una respuesta inmunológica anormal. Aunque el mecanismo exacto no se conoce, el sistema inmunológico puede producir anticuerpos que invaden la tiroides y la atacan, lo cual altera la producción de hormonas. El hipertiroidismo también  puede ser causado por crecimientos o tumores en la glándula tiroides, los cuales afectan a la producción hormonal. Al igual que algunos medicamentos que solo se consiguen con prescripción médica, las infecciones y la inflamación de la tiroides pueden ocasionar hipertiroidismo temporalmente.

El hipertiroidismo no es tan común como el hipotiroidismo. Estos dos trastornos de la tiroides afectan más a las mujeres que a los hombres. El mal funcionamiento de la glándula tiroides es la raíz de muchas enfermedades recurrentes.