RECOMENDAMOS

Mejorar los síntomas de acidez eliminando las posibles causas.

Si hay posibilidad de hemorragia de estómago deberá ingresar en el hospital.

o No usar salicilatos (aspirina) u otros antinflamatorios.

o Si es imprescindible, asociar antiácidos o antiulcerosos (siempre bajo control médico).

o Si necesita un calmante para pequeñas molestias o fiebre, emplear paracetamol o metamizol.

o Antiulcerosos bajo prescripción facultativa.

o Aumentar el número de comidas reduciendo su cantidad.

Beber agua o leche.

o No ingerir nada en los ataques.

o Evitar medicinas que dañen al estómago. Si ha tenido problemas de estómago, adviértaselo al médico.

o No fumar.

Alimentación moderada, sin grasas, picantes, salsas ni alcohol ni bebidas carbónicas.

Descripción

Es la inflamación de las paredes del estómago. Suele ocurrir más en hombres que en mujeres y a partir de los treinta años.

Sus causas más frecuentes son:

Tomar medicamentos anti-inflamatorios, tanto esteroideos (cortisona y derivados) como no esteroideos (aspirina, diclofenaco, etc.).

Estrés debido a diversas enfermedades.

Infecciones virales o bacterianas.

Radiaciones.

Alimentación inadecuada o muy picante.

Abuso de Alcohol, cafeína y nicotina.

Los síntomas son:

Dolor abdominal, en la boca del estómago generalmente.

Dolor en el tórax.

El dolor suele tener relación con las comidas: o calma o empeora con ellas.

Flatulencia o gas.

Sabor ácido en la boca, con sensación de quemazón por detrás del esternón.

Pérdida de apetito.

Debilidad.

Vómitos incluso con sangre.

Náuseas y diarrea.

Sangre en heces (las tiñe de negro).

Complicaciones:

La hemorragia es lo más peligroso, sobre todo en ancianos.

Pronóstico:

• Si se elimina la causa se cura en pocos días.

• Si no, puede llegarse a la ulceración.

El diagnóstico se hace mediante un tubo (gastroscopia) con toma de muestras para analizar, ya que en estos casos hay que descartar un cáncer de estómago.