Recomendaciones

  • Lleve un diario de alimentos para determinar cuales, o qué combinación de alimentos, le producen gases. Evite los alimentos de los cuales sospecha.
  • En lugar de hacer tres comidas grandes al día, haga cuatro o cinco pequeñas comidas. Mastique bien y lentamente sus alimentos.
  • Consuma todos los días cuatro o más porciones de frutas y verduras frescas.
  • No hierva las verduras durante un rato largo; Mas bien, cocínelos ligeramente al vapor.
  • Para reducir los compuestos de azufre de los fríjoles (garbanzo, judías, lentejas, etc, entre otros), que son los causantes de los gases, haga hervir durante un minuto una taza de cualquiera de ellos con cinco tazas de agua. Luego cuélelos  y agregue cinco tazas de agua fresca. Vuélvalos a poner al fuego, deje que suelte el hervor y continúe la cocción de acuerdo con las instrucciones.

Descripción

Como todas las molestias digestivas, los gases son frecuentes durante el embarazo. Incluso alimentos que no ocasionan malestar en otros momentos, durante el embarazo pueden causar dificultades.