RECOMENDACIONES

Incluya en su dieta más nueces, frutas y verduras frescas. Consuma menos carne roja y más pescado de carne blanca.

Evite los productos que privan al organismo de energía, como azúcar, alcohol, grasas, cafeína, productos con harina blanca y alimentos altamente procesados.

Haga ejercicio con regularidad y descanse lo suficiente. Si usted tiene sobrepeso, tome medidas para perder los kilos que le sobran.

Utilice spirulina, una excelente fuente de proteína. Tome cuatro tabletas de spirulina tres veces al día con polen de abeja, octacosanol, 3.000 miligramos de vitamina C y aminoácidos en estado libre, Se ha demostrado que la combinación de estos nutrientes es eficaz para tratar la fatiga.

Si la fatiga persiste, consulte con su médico para que determine si la causa es alguna enfermedad.

Descripción

La fatiga o cansancio, no es una enfermedad; es un síntoma. La mayoría de las enfermedades, desde el resfriado común hasta el cáncer van acompañadas de fatiga. La fatiga suele ser el primer síntoma de enfermedades como:

 diabetes,
• candidiasis,
 anemia,
 cáncer,
 hipoglucemia,
• alergias,
• síndrome de malabsorción,
• hipotiroidismo,
• mala circulación y
 mononucleosis.

La fatiga incapacitante y persistente en extremo es el principal síntoma del síndrome de fatiga crónica. La fatiga que se caracteriza únicamente por falta de energía puede deberse a depresión o aburrimiento.

La fatiga persistente cuya causa no es ninguna enfermedad suele ser resultado de hábitos nutricionales inadecuados y, en particular, de la combinación de estrés emocional y una dieta alta en grasas y carbohidratos refinados. El alcohol, la cafeína, las drogas, el tabaco, el estrés y los hábitos alimentarios inadecuados despojan al organismo de energía.