RECOMENDACIONES

Para rápido alivio de la picazón y la inflamación, moje un paño limpio en agua fría, exprímalo y colóquese en el área afectada durante diez minutos. Repita este procedimiento cuantas veces sea necesario para aliviarse.

Libere la zona afectada, dejando que corra aire.

Una vez identificada la causa consulte a su médico o farmacéutico por alguna crema calmante.

Descripción

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Consta de tres capas: la epidermis (capa externa), la dermis (capa intermedia) y la capa subcutánea (capa interna).

La piel actúa como escudo entre el organismo y las millones de sustancias extrañas del medio ambiente. Al igual que los riñones y el intestino, la piel también sirve para excretar toxinas y otras sustancias del organismo. En consecuencia, en la piel no solo se pueden desarrollar protuberancias y vesículas, sino que se pueden presentar cambios anormales de coloración, agrietamiento, resequedad, descamación, prurito o escozor, enrojecimiento, asperezas, engrosamiento y una multitud de problemas adicionales.

La piel reacciona por muchos motivos. Entre los más comunes están:

Las alergias al moho, A los alimentos, A los productos químicos, A los cosméticos y a otras sustancia; Las picaduras de insecto;

Algunas plantas, como la “hiedra venenosa (Toxicodendron radicans) o las “ortigas”,  la escocedura por los pañales, el sol y el viento, los medicamentos, el alcohol, los detergentes.

La fricción, bien de dos partes del cuerpo al rozar o bien por el contacto con un agente externo, como un zapato apretado o por ropa muy ajustada