Recomendaciones

  • Para minimizar el dolor de espalda durante el embarazo, no permanezca en la misma posición durante periodos largos.
  • Préstele atención a su postura. Mantenga siempre los hombros relajados y la espalda lo mas derecha que pueda.
  • Incluya en su rutina diaria dos o tres minutos de ejercicios suaves de estiramiento. Pero no haga ejercicios que impliquen doblarse hacia delante o estirarse hacia arriba con fuerza.
  • No utilice zapatos de tacón alto. Los tacones altos desequilibran el cuerpo y le agregan tensión a la espalda. Utilice, mas bien, zapatos planos o de tacón bajo que sean acolchonados por dentro y en los cuales sus pies queden cómodos, especialmente los dedos. Tenga en cuenta que quizás necesite una talla más grande de zapatos durante el embarazo.
  • Cuando le duela la espalda, empape una toalla en vinagre de sidra. Exprima la toalla y acuéstese de lado en la cama. Extienda la toalla directamente sobre la espalda. Relájese entre quince y veinte minutos.

Descripción

El dolor de espalda, que es frecuente durante el embarazo, se suele deber a mala postura. El aumento de peso, la relajación muscular que produce la hormona progesterona y el cambio del centro de gravedad contribuyen al dolor de espalda en las mujeres embarazadas.