RECOMENDACIONES

Aplíquese compresas calientes varias veces al día. Muchos de los microorganismos que producen conjuntivitis no toleran el calor.

Para obtener mejores resultados, utilice alguno de los tés de hierbas para hacer compresas.

Si se le presenta dolor o visión borrosa, busque ayuda médica sin demora. Podría tratarse de un problema más serio.

Si tiene hinchados los párpados, pele y ralle una patata fresca, envuélvala en una gasa y colóquesela sobre los ojos. Este es un remedio astringente y curativo.

Descripción

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la membrana que recubre el interior del párpado y que envuelve prácticamente toda la parte anterior del globo ocular, es decir, la parte blanca del ojo. Cuando hay conjuntivitis, los ojos arden y se irritan, además de que se hinchan y se inyectan de sangre. Debido a que la membrana infectada suele llenarse de pus, los párpados se pegan cuando han permanecidos cerrados durante un periodo más o menos largo de tiempo.

 Entre los factores que contribuyen a la conjuntivitis están:

Infecciones bacterianas,
Lesiones oculares,
Alergias y
Exposición a sustancias irritantes, como emanaciones, de humo y/o gases,
Soluciones para lentes de contacto,
Cloro de piscinas,
Químicos,
Maquillaje o
Cualquier otra sustancia extraña que entre en contacto con los ojos.

La conjuntivitis es altamente contagiosa cuando es producida por una infección viral.