Como la mayoria de los frutos secos, la castaña es un alimento típico de los meses de Otoño e Invierno, tiene un alto contenido en agua y nutrientes reguladores (potasio y folatos), poca grasa y aporte energético. En cambio es alta su cantidad de hidratos de carbono.

El castaño es de climas templados y húmedos, crece en el Sur de Inglaterra, Peninsula Iberica, Canarias, Mar Caspio, Norte de Marruecos, Argelia, Norte de Alemania, China, Japón y Estados Unidos.

A parte de la Castaña común, podemos encontrar otros tres tipos: La Americana, la China y la Japonesa; su composición es muy similar sólo los hidratos de carbono y el dulzor es más intenso en las Chinas.

Las Castañas eran la base de la alimentación en Europa en el siglo XVI.

Su piel debe ser brillante a la hora de comprarlas y conservarlas en lugar fresco y seco. No almacenarlas en bolsas de plástico. Se mantienen en el congelador unos seis meses tanto crudas como congeladas.

Tabla de composición (100 gramos de porción comestible)

Calorías Hidratos de carbono (g) Proteínas
(g)
Fibra
(g)
Grasa (g) Calcio
(mg)
Fósforo
(mg)
Magnesio
(mg)
Folatos
(mcg)
165 36,6 2 5.5 2.2 145 256 234 141

mcg= microgramos.