Pertenece a la familia de las Ebanáceas, también se le conoce como palo de santo. Hay diferentes especies de tamaño y sabor: el de China (el más cultivado, pesa entre 80 y 250g de color rojo anaranjado o amarillo dependiendo de la cantidad de carotenos y su pulpa es dulce y jugosa, Tiene un regusto áspero debido a su contenido en taninos), el de Japón y el Americano.

Propiedades

Su principal característica es su alto contenido en agua, tiene muchos hidratos de carbono, poca grasa y proteína.

Contiene pectina soluble en cantidad moderada

En cuanto a las vitaminas y minerales destacan la vitamina A o beta-caroteno (que le da su color característico. El beta-caroteno se convierte en vitamina A cuando nuestro organismo lo necesita. Esta vitamina es esencial para el estado de la piel, la visión los huesos, las mucosas y para que el sistema inmunológico funcione bien)

La vitamina C interviene en la formación de los huesos, los dientes, los glóbulos rojos y el colágeno. Es antioxidante como la vitamina A y favorece la absorción del hierro de los alimentos.

Otras vitaminas que se encuentran en menor proporción son algunas del grupo B, como las B1, B2 yB3.

El Potasio, mineral necesario para generar los impulsos nerviosos y la actividad normal de los músculos, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

También encontramos Fósforo, sodio, hierro y calcio en menor medida.

Composición por 100 gramos de porción comestible  
Calorías 65,6
Hidratos de carbono (g) 16
Fibra (g) 1,6
Potasio (mg) 190
Magnesio (mg) 9,5
Provitamina A (mcg) 158,3
Vitamina C (mg) 16
Ácido fólico (mcg) 7
mcg = microgramos