Recomendaciones

Coma muchas verduras frescas, yogur y otros productos agrios.

Añada a su dieta el aminoácido lisina (pescado, pavo, legumbres y pollo)

Beba agua mineral de botella.

Evite café, alcoholes y azúcares.

Si le salen calenturas a menudo, hágase chequear el funcionamiento de la glándula tiroides.

Descripción

Las calenturas o fuegos, son causados por el virus I del herpes simple. Suelen aparecer entre tres y diez días después del contacto con el virus y pueden durar hasta tres semanas.

Como el virus permanece en el organismo, los episodios se pueden presentar repetidas veces.

La diferencia entre virus y bacterias, es que éstas puede reproducirse por sí mismas, sin embargo los virus penetran en las células y fuerzan a éstas a crear más virus.

Es muy común en hombres y mujeres y prácticamente los padecemos todos alguna vez en nuestra vida.

Entre los factores que suelen desencadenarlos están fiebre, resfriado u otras infecciones virales, exposición al sol y al viento, estrés, menstruación o debilidad del sistema inmunológico.

Las calenturas o fuegos son altamente contagiosos.

El primer síntoma de los fuegos es sensibilidad anormal el tacto y una pequeña protuberancia. Esa protuberancia se convierte en una vesícula y la sensibilidad puede aumentar. Los nódulos linfáticos adyacentes se inflaman y duelen.

En algunas ocasiones sale pus de las vesículas, lo cual hace difícil comer. El primer episodio es el que produce mas malestar, afortunadamente, los siguientes son menos molestos.

Dolor de cabeza, quemazón, urticaria y en algunos casos gingivitis que impiden una correcta alimentación e incluso deshidratación, pueden aparecer en los inicios o pródromos de la calentura.