Descripción

Brécol o Brócoli, planta herbácea de la familia de las Crucíferas formada por tallo corto, erecto, culminado en inflorescencias (generalmente una central y de mayor tamaño y otras laterales) y con hojas y flores laterales. La parte comestible es su inflorescencia, que se presenta algo menos apretada que en la coliflor, siendo de color verdoso, grisáceo o morado.

Es oriunda del Mediterráneo y Asia Menor. Existen referencias históricas de que el cultivo data de antes de la Era Cristiana. Ha sido popular en Italia desde los días del Imperio Romano y en Francia se cultiva desde el siglo XVI; sin embargo era desconocido en Inglaterra hasta hace pocos siglos. En la actualidad se cultiva en diversos países, tanto en Europa como en Estados Unidos.

Como el resto de las crucíferas, el brócoli tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de vitaminas. Concretamente, es una buena fuente de provitamina A (principalmente en forma de beta-carotenos) y vitaminas C y ácido fólico, hasta el punto que una ración (200 g) aporta mas de tres veces las recomendaciones diarias de vitamina C y la mitad de las ingestas recomendadas de ácido fólico.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

La vitamina A o retinol contribuye al mantenimiento de los tejidos corporales, favorece la resistencia a las infecciones, es necesaria para el correcto desarrollo del sistema nervioso y para la visión e interviene en el crecimiento. También participa en la elaboración de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. Además, es reconocida por su acción antioxidante, al igual que la vitamina C. Ésta última colabora en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la resistencia a las infecciones y la absorción de ciertos nutrientes de los alimentos (hierro, ácido fólico y ciertos aminoácidos).

También es una buena fuente de minerales (potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro), fibra y fitoquímicos, entre los que destacan los glucosilonatos/isotiocianatos/indoles.

El brócoli contiene además una importante proporción de azufre, que le confiere propiedades antimicrobianas e insecticidas, además de ser responsable del fuerte olor que desprenden estas verduras durante su cocción.

El potasio interviene en la transmisión y generación del impulso nervioso, en el funcionamiento de la actividad muscular normal, así como en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que produce las hormonas tiroideas. Éstas intervienen en numerosas funciones metabólicas, como el mantenimiento de la temperatura y del metabolismo corporal. Asimismo, el yodo es esencial en el crecimiento del feto y en el desarrollo de su cerebro.

Composición

Contenido en 100 g de sustancia comestible.

Brécol
Porción comestible 0,7 POTNICOT 0,6
Agua (g) 89 Vitamina C (mg) 110
Azúcares (g) 2,5 Vitamina E (mg) 1,3
Fibra alimentaria (g) 3,6 Vitamina B6 (mg) 0,21
Kilo calorías 23 Vitamina B12 (mg) 0
Kilo Julios 96 Ac. Fólico Libre (mg) 89
Proteínas (g) 3,3 Ac. Fólico Total (mg) 130
Lípidos (g) 0 Ac. Pantoténico (mg) 1
Carbohidratos 2,5 Biotina (mg) 0,5
Potasio (mg) 340 Líp. Saturados (g) 0
Calcio (mg) 100 Líp. Monoinsat. (g) 0
Magnesio (mg) 18 Líp. Polisaturados (g) 0
Fósforo (mg) 67 Colesterol (g) 0
Hierro (mg) 1,5 Vitamina K (mg) 0
Retinol- Vitamina A (UI) 0 Glucosa (g) 0,9
Caroteno (mg) 2500 Fructosa (g) 1
Vitamina D (mg) 0 Lactosa (g) 0
Tiamina (mg) 0,1 Sacarosa (g) 0,5
Riboflavina (mg) 0,3 Ac. Fítico (mg) 0
Ac. Nicotínico (mg) 1