RECOMENDACIONES

Haga una dieta bien balanceada que sea rica, especialmente, en vegetales frescos y crudos, además de granos, legumbres y frutas frescas.

Mantenga limpios los párpados, especialmente a lo largo de los bordes pero no se los toque ni se los restriegue cuando no sea estrictamente necesario. Lávese siempre las manos antes de tocarse los ojos.

Duerma lo suficiente y evite que sus ojos se cansen. Todo lo que aumenta la fatiga ocular empeora las molestias que ocasiona la blefaritis.

Descripción

La blefaritis es la inflamación de los bordes exteriores de los parpados.

Este trastorno ocular produce:

• enrojecimiento,

• escozor,

• sensación de quemazón y, a menudo,

 sensación de que hay un objeto extraño dentro del ojo

• inflamación de los párpados,

 pérdida de las pestañas,

• excesiva producción de lágrimas y

 sensibilidad a la luz.

Las secreciones pueden formar costras que hacen que los ojos se “peguen” durante el sueño.

La blefaritis puede ser causada por una infección de los folículos de las pestañas o de las glándulas de los bordes exteriores de los párpados.

Entre los factores que suelen contribuir a este problema se cuentan:

• cansancio ocular,

• mala higiene,

• hábitos de vida y de sueño inadecuados,

 mala nutrición y

 enfermedad sistémica que debilita el sistema inmunológico.

• también se puede asociar con seborrea de la cara o del cuero cabelludo.