RECOMENDACIONES

o Medidas generales

• La fisioterapia y la rehabilitación pueden mejorar el funcionamiento articular y la calidad de vida en fases precoces.

 Se deben proteger las articulaciones afectadas y disminuir su uso, ayudándose de bastones en la artrosis de cadera y de rodilla y con un corsé en la artrosis de columna.

o Medicación

• Deben utilizarse analgésicos para control de los síntomas, preferentemente paracetamol.

• Los esteroides no son útiles.

 Las inyecciones intraarticulares de corticoides pueden ser beneficiosas.

 Las inyecciones de glucosaminglucanos pueden ser eficaces en retrasar la progresión y producir alivio sintomático.

La sustitución de la articulación por una prótesis (cadera y rodilla) en las fases finales puede mejorar excepcionalmente los síntomas y la movilidad y por tanto la calidad de vida.

o Alimentos Acidificantes

La formación de ácido en el cuerpo puede hacerse excesiva por el consumo de una gran proporción de proteínas concentradas en la dieta. Estas proteínas acidificantes están contenidas en alimentos como carnes, pescados, huevo, queso, legumbres y guisantes y frutos secos.

No deben tomarse nunca en grandes cantidades de una sola vez, y con poca frecuencia tomarlos más de una vez en un sólo día.

Las personas que sufren de artrosis deben hacer la parte principal de su dieta diaria a base de frutas y verduras en una u otra forma, aunque algunas modificaciones ocasionales no hacen daño.

o Alimentos Neutralizadores y Alcalinizadores

Aunque parezca extraño, las llamadas frutas ‘ácidas’ que incluyen al limón y al pomelo, tienen un efecto neutralizador de los ácidos corporales. Además, ayudan a la eliminación o dispersión de los minerales que han formado depósitos en el cartílago de las articulaciones. La mayoría de las frutas frescas, verduras y frutos secos, producen una reacción alcalina.

Las espinacas por ejemplo aunque tienen un alto contenido en ácido oxálico, son ricas en hierro.

Frutas ‘ácidas’ de todos los tipos, frutos secos, incluyendo dátiles son siempre buenos. Vegetales como apio, berro, perejil, rabanitos, tomates, lechuga, col y zanahorias, preferiblemente crudos y en pequeñas cantidades.

Los guisantes, repollitos de Bruselas y brócoli cocidos, son buenos todos si se van tomando en forma rotativa.

Para quienes padecen artrosis, es esencial una ensalada diaria de hojas verdes, pero quienes no están habituados a comer alimentos crudos, deben comenzar de a poquito. Todos los alimentos crudos deben masticarse mucho, lo que puede ser un problema para quien tenga dificultades en los dientes.

Los que poseen una licuadora o batidora, tienen a mano una valiosa herramienta para producir buenos alimentos alcalinizadores con casi todas las frutas y verduras, o una mezcla de frutas o de verduras, pero no ambas cosas juntas.
Las frutas o verduras se cortan en pequeñas rodajas y se licuan añadiéndoles agua, y el zumo resultante contendrá todos los minerales y vitaminas junto con la fibra filtrada.

Sin embargo, estos licuados son algo fuertes y sólo se debe empezar con unas cuantas cucharaditas al día, tomadas por la mañana o la noche, que gradualmente se irán aumentando hasta llegar a un vaso.

Pero, como forma general, el alimento debe comerse no beberse. Las bebidas son útiles en los casos de enfermedad. Los que no están acostumbrados a digerir alimentos verdes crudos, superarán de este modo el problema, lo mismo que los que tengan digestiones débiles o dificultades para masticar.

o Alimentos que Tienden a ser Acidificantes

Todas las carnes, pescados y quesos (salvo el requesón). Se deben reducir a un mínimo. El objetivo es tomar cualquiera de estos alimentos solo una vez al día y evitar las raciones abundantes.

Huevos y productos de los huevos. A la semana sólo se debe tomar el equivalente a 3 huevos. Los huevos se asimilan más fácilmente cuando se mezclan con leche como en los huevos revueltos.

Legumbres secas, incluyendo lentejas, guisantes y frutos secos. Pueden alternarse con las carnes, quesos y huevos para obtener proteínas, y no deben utilizarse en grandes cantidades.

Todos los productos del azúcar y la harina blanca. Sólo se pueden utilizar ocasionalmente y escasamente.

Bebidas alcohólicas, NO se deben consumir diariamente y nunca en grandes cantidades.

Alimentos fritos. No se deben comer nunca.

Te y café fuertes. Son acidificantes y probablemente aumentarán los síntomas de la artrosis.

Otras sustancias nocivas como la sal (salvo la sal marina con moderación), el adobo y la mayoría de las salsas.

 

Descripción

ARTROSIS

Enfermedad degenerativa que se caracteriza por destrucción del cartílago que las recubre y formación de hueso en lugares anormales, produciendo una dificultad en los movimientos

La artrosis es por el desgaste del cartílago, un tejido que hace de amortiguador protegiendo los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación.

Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. Se sabe, por ejemplo, que en España la padece hasta un 16 por ciento de la población mayor de 20 años y, de ellos, las tres cuartas partes son mujeres

Causas

• Malformación de la articulación de causa congénita.
 Traumatismos que lesionan la articulación.
• Artritis séptica.
 Hemorragias intraarticulares.

Signos y síntomas

 Dolor articular que aumenta con el ejercicio y cede con el reposo.

 Rigidez matutina.

 Deformaciones de los dedos.

• Nódulos en las articulaciones de las manos (nódulos de Heberden).

• Limitación del movimiento en las fases avanzadas.

Diagnóstico

 Historia clínica y exploración por un médico.

 Analítica con pruebas reumáticas que descarten otras enfermedades que afectan a las articulaciones y que son característicamente normales.

 Radiografías óseas.