Recomendaciones

  • Incluya los siguientes productos en su dieta: manzana, albaricoque, espárrago, banano, brócoli, yema de huevo, vegetales hojosos, perejil, guisantes, ciruelas,  uva morada, pasas, arroz, hojas de nabo, granos enteros y batata. Consuma también alimentos ricos en vitamina C para aumentar la absorción del hierro.
  • Consuma con moderación alimentos que contienen ácido oxálico, o exclúyalos de su dieta. El ácido oxálico interviene en la absorción del hierro. Entre los alimentos ricos en ácido oxálico están: almendras, chocolate, ruibarbo, espinacas y las nueces y las judías.
  • Evite la cerveza, las golosinas, los productos lácteos, el helado y las  bebidas gaseosas. Los aditivos de esos alimentos dificultan la absorción del hierro. Por la misma razón se debe evitar el café (contiene fenifenoles) y el té (contiene taninos).
  • Antes de tomar suplementos de hierro, hágase un examen de sangre completo para determinar si tiene deficiencia de hierro. Además de que se ha relacionado con el cáncer, el exceso de hierro puede deteriorar el hígado, el corazón, el páncreas  y la actividad de las células inmunes. Tome suplementos de hierro solamente con supervisión de un médico.
  • Como a través de la materia fecal se pierde hierro,  no consuma suplementos ni alimentos ricos en este mineral al mismo tiempo que fibra.
  • Si usted es vegetariano estricto, esté atento a su dieta. Es conveniente que tome suplementos de vitamina B-12.
  • No fume y manténgase alejado de los ambientes donde hay humo de cigarrillo.
  • Expóngase lo menos posible al plomo y otros metales tóxicos. No tome calcio, vitamina E, cinc, ni antiácidos al mismo tiempo que suplementos de hierro porque pueden interferir la absorción de este mineral.

Además

  • Incluya los siguientes productos en su dieta: manzana, albaricoque, espárrago, banano, brócoli, yema de huevo, vegetales hojosos, perejil, guisantes, ciruelas,  uva morada, pasas, arroz, hojas de nabo, granos enteros y batata. Consuma también alimentos ricos en vitamina C para aumentar la absorción del hierro.
  • Consuma con moderación alimentos que contienen ácido oxálico, o exclúyalos de su dieta. El ácido oxálico interviene en la absorción del hierro. Entre los alimentos ricos en ácido oxálico están: almendras, chocolate, ruibarbo, espinacas y las nueces y las judías.
  • Evite la cerveza, las golosinas, los productos lácteos, el helado y las  bebidas gaseosas. Los aditivos de esos alimentos dificultan la absorción del hierro. Por la misma razón se debe evitar el café (contiene fenifenoles) y el té (contiene taninos).
  • Antes de tomar suplementos de hierro, hágase un examen de sangre completo para determinar si tiene deficiencia de hierro. Además de que se ha relacionado con el cáncer, el exceso de hierro puede deteriorar el hígado, el corazón, el páncreas  y la actividad de las células inmunes. Tome suplementos de hierro solamente con supervisión de un médico.
  • Como a través de la materia fecal se pierde hierro,  no consuma suplementos ni alimentos ricos en este mineral al mismo tiempo que fibra.
  • Si usted es vegetariano estricto, esté atento a su dieta. Es conveniente que tome suplementos de vitamina B-12
  • No fume y manténgase alejado de los ambientes donde hay humo de cigarrillo.
  • Expóngase lo menos posible al plomo y otros metales tóxicos. No tome calcio, vitamina E, cinc, ni antiácidos al mismo tiempo que suplementos de hierro porque pueden interferir la absorción de este mineral.

Contenido de hierro en alimentos para cada 100 gramos por alimento.

Alimentos ricos en hierro Cantidad de hierro Cantidad diaria recomendada (porcentaje) Calorías
Berberechos cocidos 28mg 1,55 50
Hígado 9mg 0,5 190
Pasta de pescado 9mg 0,5 170
Albóndigas de cerdo 8.3mg 0,46 270
Riñones 8mg 0,44 170
Carne de venado 7.8mg 0,43 200
Corazón 7.7mg 0,43 180
Mejillones cocidos 7mg 0,39 90
Paté de Hígado 7mg 0,39 190
Salchichas de hígado 6.4mg 0,36 312
Oca 5mg 0,28 320
Faisán 5mg 0,28 220
Sardinas enlatadas 4.5mg 0,27 180
Anchoas en conserva 4mg 0,22 285
Boquerones 4mg 0,22 310
Lengua de buey 3mg 0,17 300
Carne de res magra 2.5mg 0,16 240
Tomillo 124mg 688% * 276
Polvo de curry 58mg 321% * 233
Avena y salvado de trigo 45mg 250% * 330
Canela molida 38mg 210% *
Romero 30mg 167% * 330
Paprika 24mg 133% * 290
Corn Flakes All Bran 20mg 1,11 320
Cereales Special K 13mg 0,73 370
Salvado de trigo 13mg 0,73 205
Semillas de sésamo 10mg 0,55 11
Harina de soja de baja en grasa 9mg 0,5 350
Germen de trigo 8.5mg 0,49 300
Regaliz 8mg 0,44 310
Nueces de anacardo 6.2mg 0,34 610
Grosellas negras en conserva 5mg 0,28 45
Higos secos 4.2mg 0,23 205
Lentejas cocidas 3.5mg 0,19 100
Albaricoques 3.5mg 0,19 160
Avellanas 3.2mg 0,19 650
Almendras 3mg 0,17 600
Habas de soja 3mg 0,17 140
Pan de malta 2.8mg 0,16 270
Pan integral 2.7mg 0,15 215
Judías rojas 2.5mg 0,14 100
Berros 2.2mg 0,14 23

Descripción

Es una reducción de los glóbulos rojos de la sangre o de la cantidad de hemoglobina sanguínea. Este trastorno disminuye la cantidad de oxígeno disponible para las células del organismo. En consecuencia, las células cuentan con menos energía para realizar sus funciones normales. Procesos importantes, como la actividad muscular y la formación y reparación de las células, se vuelven lentos y menos eficaces. Cuando al cerebro le falta oxigeno, las facultades mentales pueden alterarse y se pueden presentar vahídos.

Todo lo que acelere la destrucción de los glóbulos rojos de la sangre, o lo que afecte a su producción, puede convertirse en anemia. Entre los factores que pueden conducir a esta enfermedad están los siguientes: utilización de drogas, desequilibrios hormonales, inflamación crónica, cirugía, infecciones, úlcera péptica, hemorroides, enfermedad diverticular, excesivo sangrado menstrual, embarazos seguidos, daño hepático, trastornos tiroideos, artritis reumatoidea, enfermedades de la médula ósea y deficiencias dietéticas (especialmente de hierro, ácido fólico y vitaminas B-6 y B-12). Algunos trastornos hereditarios también causan anemia, entre los cuales están la enfermedad falciforme de las células y la talasemia. La anemia perniciosa es una variante grave de la anemia, cuya causa es la deficiencia de la vitamina B-12. El tracto intestinal de quienes sufren anemia  perniciosa no puede absorber esta vitamina en ninguna forma.

La causa más frecuente de anemia es la deficiencia de hierro. El hierro es definitivo en esta enfermedad porque interviene en la producción de hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos que se adhiere al oxigeno y lo transporta. El único propósito de los glóbulos rojos de la sangre es oxigenar el organismo, y su vida dura aproximadamente ciento veinte días. Una cantidad insuficiente de hierro afecta a la formación de los glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de hierro puede ser causada por ingesta insuficiente y/o mala absorción de este mineral, así como también por la pérdida de grandes cantidades de sangre. Es un tipo de anemia frecuente en mujeres que sufren de menorragia (sangrado menstrual excesivo o prolongado), cuya causa puede ser desequilibrio hormonal, fibromas o cáncer uterino. Las mujeres que utilizan dispositivos intrauterinos como medida anticonceptiva tienen alto riesgo de perder grandes cantidades de sangre. Las mujeres que abusan del consumo  de medicamentos antiinflamatorios, como aspirina o ibuprofeno, también sufren grandes pérdidas de sangre porque esos medicamentos irritan el tracto digestivo. Tomar mucha aspirina puede ocasionar hemorragia interna, especialmente en personas de edad avanzada.

De las personas aquejadas por la anemia, el 20 por ciento son mujeres y el 50 por ciento, niños. Esta suele ser una enfermedad oculta porque sus síntomas frecuentemente pasan inadvertidos. Las primeras señales de anemia son pérdida del apetito, estreñimiento, dolores de cabeza, irritabilidad y/o dificultad para concentrarse.

Cuando ya se ha desarrollado, la enfermedad produce síntomas como debilidad, fatiga, frío en las extremidades, depresión, vahídos, palidez generalizada (en particular, uñas pálidas y quebradizas), palidez de labios y párpados, dolor en la boca y, en las mujeres, fin de la menstruación.

La anemia no es grave en si misma, su gravedad radica en que es síntoma de un problema subyacente. Suelo ser la primera señal detectable de artritis, infección o algunas enfermedades graves, entre ellas cáncer. Por este motivo, siempre se debe determinar la causa de la anemia. Si usted está anémico y su dieta es deficiente en hierro, su médico le puede hacer una sencilla analítica de sangre para detectar cualquier inflamación latente en su organismo.