Recomendaciones

  • Consuma abundantes alimentos ricos en biotina y/o tome suplementos de biotina. La biotina es necesaria para la salud del cabello y de la piel, y a algunos hombres les ayuda a evitar la caída del cabello. Buenas fuentes de biotina son la malta, el arroz marrón, avena, guisantes, lentejas, soja, semillas de girasol y nueces.
  • No consuma alimentos que contengan huevo crudo porque corre el riesgo de adquirir alguna infección por salmonella Además, el huevo crudo contiene avidita, una proteína que se liga a la biotina e impide que se absorba. En cambio, si puede consumir huevos cocidos.
  • Todos los días tiéndase durante quince minutos en una tabla inclinada para que la sangre irrigue al cuero cabelludo. También dése masajes en el cuero cabelludo todos los días.
  • Evite los productos para el cabello que no sean naturales, pues los químicos de los productos sintéticos a menudo ocasionan reacciones alérgicas. No utilice siempre el mismo producto cambie frecuentemente y solo compre fórmulas naturales con pH balanceado.
  • No maltrate su cabello. No se lo seque con toalla, y no utilice cepillo o peinillas de cerdas o dientes muy finos. Evite el secador eléctrico y los aparatos que calientan el cabello; deje que se le seque de manera natural. Péinese cuando el cabello esté seco, pues cuando está húmedo tiende a quebrarse.
  • Si está perdiendo cabello en grandes cantidades, consulte con un médico.

Descripción

El término alopecia se refiere a la calvicie o caída del cabello. Alopecia total significa caída de todo el cabello de la cabeza. Alopecia universal significa caías de todo el cabello corporal incluyendo pestañas y cejas. Cuando el cabello se cae a parches, se denomina alopecia areata. Entre los factores que intervienen en la caída del cabello está la herencia,  las hormonas y el envejecimiento. Aunque la causa exacta de la caída del cabello todavía no se conoce, algunos investigadores consideran que el sistema inmunológico toma equivocadamente los folículos pilosos por tejido extraño y, por consiguiente, los ataca. Muchos investigadores opinan que en este trastorno intervienen componentes genéticos.

Un tipo de pérdida de cabello que es menos dramático, pero más común, es la alopecia androgénica, o calvicie de patrón masculino. Este tipo de alopecia es frecuente en los hombres y, como su nombre indica, en este trastorno hay una predisposición genética o hereditaria e intervienen los andrógenos u hormonas sexuales masculinas. Investigaciones han indicado que por influencia de los andrógenos, los folículos pilosos de los individuos susceptibles a esta clase de alopecia podrían estar programados para retardar o suspender la producción de cabello.

A veces las mujeres presentan la misma clase de pérdida de cabello, aunque no suelo ser tan extensa y solo se presenta después de la menopausia. Al ir envejeciendo y, en particular, después de la menopausia, el cabello de todas las mujeres se vuelve más delgado. No obstante, en algunas este proceso de inicia en la pubertad. Además, la mayoría de las mujeres pierden algo de cabello dos o tres meses después de dar a luz, porque los cambios hormonales impiden que se produzca la caída normal del cabello durante el embarazo.

Aparte de la herencia otros factores propician la caída del cabello. Entre ellos están mala circulación, enfermedad aguda, cirugía, exposición a la radiación, enfermedades cutáneas, pérdida súbita de peso, fiebre alta, deficiencia de hierro, diabetes, enfermedades tiroideas, drogas para quimioterapia, estrés, dieta inadecuada y deficiencias vitamínicas.