Conceptos

Los alimentos funcionales, cuyo termino comenzó a utilizarse hace 30 años en Japón, son aquellos productos alimenticios que gracias a sus componentes que contienen, proveen beneficios a la salud más allá de la nutrición básica, es decir, producen un impacto beneficioso, clínicamente probado sobre la enfermedad. Los llamados Food for Specified Health en inglés.

Entre sus principales características encontramos que cuentan con cualidades nutritivas y benéficas para diversas funciones del organismo, mejoran el estado de salud, previenen o disminuyen el riesgo de contraer enfermedades y su consumo no posee efectos nocivos. El alimento funcional debe incorporarse en la dieta en forma natural y continua y se debe complementar con una dietabalanceada y actividad física.

CLASIFICACIÓN

  • Lácteos y derivados

Con ácidos omega-3 (EPA y DHA): Contribuyen a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, el riesgo de ciertos tipos de cáncer y mejoran el desarrollo del tejido nervioso y las funciones visuales. Pueden reducir los procesos inflamatorios.

Con ácido oleico: Ayudan a reducir la concentración de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Con ácido fólico: Pueden disminuir malformaciones en el tubo neural y ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Con calcio: Ayudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis.

Con vitaminas A y D: Favorecen la función visual y la absorción del calcio, respectivamente.

Con fósforo y cinc: Ayudan al desarrollo de los huesos y mejoran el sistema inmunológico.

  • Leches infantiles de iniciación y de continuación

Con ácidos grasos: Ayudan a mejorar el desarrollo de los niños de 0 a 3 años.

Con vitaminas y minerales: Estos alimentos pueden tomarse cuando la lactancia materna no es posible.

  • Leches fermentadas

Con ácidos omega-3 (EPA y DHA) y ácido oleico: Contribuyen a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, el riesgo de ciertos tipos de cáncer y mejoran el desarrollo del tejido nervioso y las funciones visuales. Pueden reducir los procesos inflamatorios.

Con bacterias probióticas específicas (incluidos bifidus activos): Favorecen el funcionamiento del sistema gastrointestinal y reducen la incidencia y la duración de las diarreas. Mejoran la calidad de la microflora intestinal.

  • Yogures enriquecidos

Con calcio: Ayudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis.

Con vitaminas A y D: Favorecen la función visual y la absorción del calcio, respectivamente.

  • Cereales fortificados

Con fibra: Ayudan a reducir el riesgo de cáncer de colon y de mama. Mejoran la calidad de la microflora intestinal.

Con hierro: Facilitan el transporte de oxígeno en la sangre. Pueden prevenir la aparición de anemias.

  • Pan enriquecido

Con ácido fólico: Pueden disminuir malformaciones en el tubo neural y ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Huevos

Huevos enriquecidos

Con ácidos omega-3: Pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Carnes y derivados

Fiambres Bajos en sal

Jamón cocido bajo en grasas

Derivados cárnicos funcionales

Cárnicos vegetales

  • Bebidas

Zumos enriquecidos

Con Vitaminas A y D: favorecen la función visual y la absorción del calcio, respectivamente.

Con calcio: ayudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis.

Con hierro: facilitan el transporte de oxígeno en la sangre. Pueden prevenir la aparición de anemias.

  • Grasa

Margarinas enriquecidas

Con fitosteroles: Ayudan a disminuir la concentración de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Condimentos

Sal yodada

Con yodo: El yodo facilita la fabricación de hormonas tiroideas, imprescindibles para un desarrollo físico y psíquico normal y evitar disfunciones tiroideas.