Alimentos y bebidas que suelen contener sulfitos

Frutas frescas y bebidas

Escarola. Fruta picada y preparada o Hongos. Uvas
Aguacate (guacamole) Ensaladas de verduras. Patatas

Pescados y mariscos

Cangrejos
Almejas
Langostinos.
Mariscos frescos, en especial .
Mariscos congelados
Enlatados o secos, ostras.
Pescados seco,
(vieiras),
Sopas enlatadas de mariscos.

Alimentos procesados y preparados

Aceitunas,
Alimentos dietéticos
Procesados,
Azúcar de remolacha,
Azúcar moreno,
Caramelos
Cereales para el desayuno,
Cerezas maraschino,
Coco rallado.
Siropes
Frutas glaseadas,
Frutas y verduras secas
Congelados y enlatados,
Golosinas duras,
Hongos enlatados,,
Sirope de Alce
Mermeladas y jaleas.
Mezclas de arroz,
Mezclas de frutos secos,
Mezclas para apagar,
Mezcla secas de aderezo para ensalada,
Patatas a la francesa congeladas
Pepinillos,
Patata frita.
Mezclas de arroz,
Mezclas de frutos secos,
Mezclas para apagar,
Mezcla secas de aderezo para ensalada,
Patatas a la francesa congeladas
Pepinillos,
Patata frita.

Varios

Sidra de Manzana sidra
Bebidas de fruta.
Cerveza
Colas.
Comida con maíz en lata,
Gelatina,
Zumos de frutas embotellados,
Enlatados o congelados.
Zumos de verduras
Embotellados, enlatados
O congelados
Mezclas de té instantáneas.
Masas congeladas,
Mezclas para cócteles,
Productos horneados
Vinos.

Descripción

Los sulfitos son aditivos alimentarios comunes que se utilizan como  agentes sanitarios y preservativos para evitar que los alimentos se decoloren. Se suelen utilizar en los bares de ensaladas de los restaurantes y también en muchos alimentos que venden en los supermercados, como alimentos congelados, frutas secas y algunas frutas y vegetales frescos.

Mucha gente es alérgica a los sulfitos. El tipo de reacción y su severidad varían en las personas sensibles a ellos. Entre las reacciones que se pueden presentar están: dificultad respiratoria, shock anafiláctico, dolor de cabeza severo, dolor abdominal, secreción congestión nasal, enrojecimiento de la cara, oleadas de calor, diarrea, irritabilidad y/o ira. Estos síntomas por lo general se presentan rápidamente: entre veinte y treinta minutos después de consumir los sulfitos.

Los sulfitos no son igual de peligrosos para todo el mundo. Las personas que tienen asma, que han sufrido de alergias o de deficiencia de la enzima hepática sulfito oxidasa pueden ser las más perjudicadas.

No siempre es fácil determinar si un producto alimentario contiene sulfitos. Las sustancias que contienen sulfitos aparecen en las listas de ingredientes de los alimentos de muchas maneras, como, por ejemplo, “sulfito de sodio”, “bisulfito de sodio”, “metabisulfito de sodio”, “bisulfito potásico”, “metabisulfito de potasio” y “dióxido de sulfuro”. Cuando un ingrediente comienza por “-sulfito” debe suponerse que es fuente de sulfitos. Si alguna vez usted ha presentado una reacción tras ingerir algún alimento del cual sospechaba que contenía sulfitos, tenga cuidado con los alimentos y las bebidas que se enumeran a continuación, porque generalmente contienen esas sustancias. En ciertas tiendas venden algunos de estos alimentos, pero libres de sulfitos.