Pertenece a la familia de las Lauráceas, crecen en regiones cálidas y también incluyen el alcanfor, la canela y el laurel.

Hay diferentes clases:

El Mexicano, son pequeños y contienen mucho aceite.

Los Antillanos, son más grandes y con menos aceite.

Los Guatemaltecos están entre los dos anteriores.

Propiedades

Después del agua, el principal componente son las grasas (mayormente monoinsaturadas, que reducen las tasas de colesterol total en sangre, el 72% del total es ácido oleico, igual que el Aceite de Oliva) tiene un gran aporte calórico si lo comparamos con otras frutas. Bajo en proteínas y en hidratos de carbono.

En cuanto a los minerales, es rico en potasio, (necesario para generar impulsos nerviosos y para la actividad muscular normal además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Mejora la inmunidad y forma parte de huesos y dientes) y magnesio y pobre en sodio. Es recomendable para las personas con hipertensión arterial, problemas de corazón y para quienes toman diuréticos porque eliminan potasio

Contiene mucha vitamina E (antioxidante, reduce el riesgo de enfermedades como las cardiovasculares y las degenerativas entre otras) y algunas vitaminas hidrosolubles del grupo B como la B6 o piridoxina (que colabora en el buen funcionamiento del sistema nervioso).

 

Composición por 100 gramos de porción comestible
Calorías 134,3
Grasas 13,8
Hidratos de carbono (g) 1,3
Fibra (g) 2,4
Potasio (mg) 320
Magnesio (mg) 18
Provitamina A (mcg) 119
Vitamina C (mg) 4
Ácido fólico (mcg) 8
Piridoxina (mg) 0,3
mcg = microgramos