“La palabra proviene del griego DIAITA, que significa «modo de vida».”

Como adquirir los Conocimientos en la Adherencia sobre la Dieta

La nutrigenética-nutrigenómica es la ciencia que basa sus estudios en el genoma humano. Los seres humanos respondemos de distintas formas a las dietas o tratamientos. Después de varios estudios se ha llegado a la conclusión de que hay una relación entre el genoma y los nutrientes a nivel molecular y por ello los pacientes reaccionan de una u otra manera. La Nutrigenética estudia la forma de las interacciónes entre la dieta y la enfermedad así sabremos a que enfermedades podemos ser más susceptibles.La Nutrigenómica estudia como algunos nutrientes actúan como señales químicas sobre los genes y modifican la síntesis de las proteínas y el cambio de las rutas metabólicas. Cuando se finalicen estos estudios nos podrán decir el tipo de alimentación necesaria para cada persona y nos ayudaran con nuestra nutrición de acuerdo a nuestro perfil genético.

La Nutrigenómica estudia como algunos nutrientes actúan como señales químicas sobre los genes y modifican la síntesis de las proteínas y el cambio de las rutas metabólicas. Cuando se finalicen estos estudios nos podrán decir el tipo de alimentación necesaria para cada persona y nos ayudaran con nuestra nutrición de acuerdo a nuestro perfil genético.

Se trata de saber si existe un orden para consumir los alimentos. Es decir cómo se asimilan de diferentes maneras y horas durante el día. Hay estudios que dicen que los alimentos depende de la hora del día pueden ser transformados en energía o almacenarse o empeorar dando lugar a la aparición de enfermedades. Por ejemplo las grasas y los azucares consumidos durante la mañana nos darán energía para todo el día. En cambio durante la noche no necesitaremos ese extra de energía y por eso se quedara almacenada. Es uno de los objetivos de la COCINA BASADA en la EVIDENCIA. Tenemos que adaptar nuestro metabolismo a las horas del día y tener unos horarios fijos para las comidas. A esto lo denominaremos Crononutrición.

La Dieta es un hábito, es la forma o el modo en que vivimos y para que sea correcta debe incluir de manera equilibrada proteínas, grasas, minerales, carbohidratos vitaminas y agua. Nuestra adherencia a ellas vendrá dada por nuestro comportamiento frente a la vida cumpliendo las pautas de una nutrición saludable. Nuestro objetivo es conseguir una buena adherencia “Cocinero-Médico-Paciente”

La resistencia a aceptar una Dieta Alimentaria

El camino que tenemos que buscar para que el paciente no se desvíe de sus pautas y consiga la Adherencia es el conocimiento.

Algunas personas no le dan importancia a la dieta dirigida a enfermedades crónicas y por eso no la cumplen. Si el propio paciente no le da importancia o desconoce que tiene que ser un objetivo para él, no conseguiremos esa Adherencia. Otra cosa son los hábitos de vida.

Muchos de los pacientes tienen sus propios hábitos y están acostumbrados a seguirlos, así será también muy difícil introducir cambios en su rutina. Es posible qué si en las primeras semanas ya se van viendo cambios, se acepten los objetivos en caso contrario llegará el desánimo y por consiguiente el abandono de la Dieta.

Muchos pacientes siguen dietas que han hecho familiares o amigos sin tener en cuenta sus carencias nutricionales o si toman algún tipo de medicación diferente o que su estilo de vida no sea el mismo y todo esto hace que la dieta no sea adecuada para ellos, por eso la elaboración de las dietas a veces es la causa de la no Adherencia. Solo con cambiar algún tipo de alimento si no sabemos su composición nutricional puede ser crucial. Por consiguiente no se logra el objetivo y se abandonan las Dietas.

Tiene que haber una buena comunicación Profesional-paciente para no perder el control sobre la Adherencia. Hay que mantener la comunicación y mantener las citas y los controles para lograr los objetivos y no abandonar

Otra causa para no Adherirse a la Dieta es la falta de apoyo familiar o del entorno social.

Por ultimo otro fracaso en cuanto a la adherencia es que la comida muchas veces no es del agrado del paciente, o la dieta es muy restrictiva y con falta de motivación.

“TRUCOS” para Adherirse a la Dieta Mediterránea

Cada paciente debe tener su propia ficha una vez recogidos todos los datos (anamnesis). Hay que ver al paciente de forma individual, no hacer Dietas generales, situarse en su entorno y participar de sus necesidades. La primera cita con el paciente es fundamental para lograr la confianza del paciente. Habrá que contar con un programa informático (algoritmo) que nos ayude a conocer detalles importantes.

Debe mostrarse positividad en los planteamientos, si es necesario, repetir la información y estar seguros de que el paciente ha entendido el objetivo. Toda la información más importante hay que ofrecerla al principio de la cita y dejar por escrito los consejos para el paciente. Explicarle bien que hay unos objetivos que cumplir y establecer una buena relación Medico-Paciente donde se le informará a pesar del objetivo de la Dieta (adelgazar, prevenir o convivir con una enfermedad crónica) que es un proceso en el cual está implicada la salud y que tiene que cambiar los hábitos de vida.

Por otro lado es importante tener en cuenta que tiene que existir una colaboración entre el Médico y la familia ya que el médico tiene que conocer hasta qué punto puede afectar la Adherencia a la Dieta.

Para conocer el grado de dicha Adherencia conseguida por el paciente hay que tener controles periódicos. Y si nos encontramos con algún problema debemos solucionarlo conjuntamente para eliminarlo.

Como RESUMEN debemos puntualizar:

Dietas individualizadas, por escrito y simplificadas.

Procurar que el paciente entienda sin términos técnicos y con un lenguaje comprensible.

Comprobar el grado de Adherencia con entrevistas y test a los pacientes.

Acondicionar a cada paciente su propia Dieta basándonos en su modo de vida

 

Motivar al paciente haciéndole ver la importancia que tiene la combinación de la Dieta y el ejercicio e introducir gradualmente cambios en su modo de vida.

Hacer conjuntamente la lista de la compra, informarle sobre la calidad de los alimentos, sobre cómo hacer la compra, cuando es el mejor momento para comprar (evitar comprar con hambre y con prisas) y que llevemos los nutrientes necesarios.

Adaptar la Dieta a los cambios cotidianos.

Dejar claro que la hidratación es muy importante.