Se formó en la Universidad politécnica de Madrid y ha sido redactora de varias revistas profesionales del mundo del Aceite.

Fue Directora de la revista OLEO del grupo Tecnopublicaciones y actualmente lleva años trabajando como Directora de la revista OLIMERCA en el grupo Agora Comunicación y Análisis.

¿Cómo está el mercado en Brasil y los otros Países latinoamericanos desde el punto de vista de venta y distribución?

El mercado sudamericano está en crecimiento, dado que cada vez hay mayor interés por el consumo de productos saludables. Portugal es el primer país suministrador de aceites a Brasil que desde siempre ha sido su principal proveedor.

Por otra parte, también hay que destacar el auge del cultivo en países como Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, etc. que sin duda ayudará a la expansión de este producto en la distribución.

Se consolidan los mercados de África como Marruecos o Túnez, Egipto, Turquía

A nivel de producción los países del norte de África sin duda que cada año van adquiriendo protagonismo, y cada año son más fuertes compitiendo con Italia o Grecia en relación a sus volúmenes.

Cómo va el tema de la Xylella. ¿Las medidas de los agricultores están surtiendo el efecto deseado?

El tema de la bacteria de la Xylella es muy complejo ya que lleva muchos años extendiéndose por todo el mundo. No es un problema fácil de atajar ni de abordar dado que son muchos los vectores que influyen en su transmisión y control. Además, es un problema que no sólo afecta al olivar, sino que hay numerosos cultivos que se están viendo afectados por todo el mundo.

Por ello ya se han creado numerosos grupos de trabajo a nivel nacional, europeo e internacional para abordar esta cuestión de manera conjunta.

Las cosechas del año pasado y este 2018, creemos que son sensiblemente inferiores a los resultados en cuanto al aceite. Es claramente problema climatológico o no.

La cosecha de 2018/19 sin duda que España será la despensa de todo el mundo en aceite de oliva. España tendrá una cosecha buena, mientras que el resto de los países del mediterráneo, principalmente Italia, verá mermada la suya de manera muy importante, incluso no alcanzando las 200.000 toneladas de aceite este año.

La causa de este descenso sin duda que es climatológico, pero en el caso de Italia también está incidiendo la presencia de la Xylella y los daños en sus olivares.

Tendencias divergentes en el consumo mundial del aceite de oliva.

Curiosamente nos estamos enfrentando a una caída del consumo entre los países productores del arco mediterráneo, mientras que el consumo en países no productores sigue aumentando año tras año.

Como se explica que todavía existe el mercado del aceite lampante. Ese aceite debería estar prohibido hace tiempo ¿no?

En el mercado de la distribución comercial no existe aceite lampante que se consuma de manera directa. Un aceite lampante se considera cuando tiene una alta acidez, por lo que se destina para la refinería.

Las categorías que están autorizadas para comercializar son: Virgen y Virgen Extra. Creo que existe una gran confusión en este sentido a la hora de hablar de aceites lampantes. Sobre todo, cuando la prensa sensacionalista afirma que hay botellas de aceites lampantes en el lineal, cuando en realidad se pueden encontrar aceites de oliva vírgenes que pueden tener defecto organoléptico.

Los orujos de aceite que finalidad tienen: ¿conseguir energía para la maquinaria?

El aceite de orujo de oliva es un subproducto procedente de la molturación de la aceituna que se destina, una vez refinado, a la industria de la restauración y la gastronomía. Es un aceite perfecto para el sector agroalimentario y cuenta con propiedades saludables que en estos momentos se están descubriendo.  No tiene ninguna aplicación en la industria de la maquinaria.

El subproducto que queda después de la extracción del aceite de orujo es el que se destina para la generación de energía eléctrica.

Volviendo a los Aoves, nuestras estimaciones son que sólo el 55% del Aceite de Oliva es Virgen Extra, ¿No creen que el consumidor tiene lio para distinguirlos?

El único problema es que los industriales envasadores deben de etiquetar perfectamente claro cada uno de los aceites que envasa. Y en paralelo informar siempre al consumidor acerca de las diferencias saludables y nutricionales que hay entre un aceite de oliva, un virgen y un aceite virgen extra.

El Aceite de Oliva Virgen, como el Oliva Virgen Extra se parecen, pero no es cierto, el que haya defectos y la acidez (punto 0,8), lo hacen muy distinto. Sobre todo, porque los llamados defectos parecen poca cosa, pero a la hora de pagar un dinero no es lo mismo uno u otro, desde el punto de vista de la Salud. ¿Tienen el mismo precio en el mercado?

Sin duda que la calidad siempre es el elemento diferencial para fijar un precio en el aceite de oliva. Por ello, un aceite virgen extra debería de valer siempre más que un virgen.

Si le ofrecen un virgen extra más barato que un virgen desconfíe de lo que está comprando. Podrían estar engañando al consumidor.

Las investigaciones sobre Salud y Aceite de Oliva Virgen Extra han aumentado considerablemente, fundamentalmente gracias al programa Predimed, pero seguimos pensando que todavía hay poco interés en la investigación humana sobre los Aoves. Esto es así

No es así. Cada año a nivel mundial son numerosas las líneas de investigación que respaldan las propiedades saludables del aceite de oliva virgen extra. La FDA americana ya las ha reconocido en numerosas ocasiones y son muchos los investigadores que cada año ponen de manifiesto nuevos avances.

¿Hay investigaciones clínicas en marcha ?, no investigaciones predictivas ¿es decir con casos clínicos sobre pacientes?

En España contamos con muchas líneas de investigación en Hospitales públicos en Córdoba y Barcelona, Jaén. Y además en Estados Unidos se han hecho también investigaciones clínicas con la población y consumidores de a pie.

¿Que le ha parecido el que las Autoridades Sanitarias y del Sector Agrícola hayan decidido sacar el Nutri Score de la lista de Aceites de Oliva Virgen Extra?

Es una buena decisión que el aceite de oliva virgen se haya quedado fuera del semáforo nutricional que querían imponer y que suponía poner en grave riesgo el consumo del aceite de oliva. A diferencia de otras grasas vegetales, el aceite de oliva tiene tantas propiedades saludables que la convierte en la grasa por excelencia por delante de otras muchas a nivel mundial.

El Aceite de Oliva Virgen Extra ¿está remunerado de la misma manera que un Aceite de Oliva Virgen o de un Lampante? Es decir, ¿en origen hay diferencia entre el Aceite de oliva bueno para la salud como el Aove y los otros aceites?

Por supuesto que hay diferencia de precios entre las distintas calidades.

En Estados Unidos no existe diferencia entre el Aceite de Oliva y el Aceite de Oliva Virgen Extra, todo es lo mismo. ¿o no es así?

Si que hay diferencias entre las distintas calidades.  Vuelvo a repetir que el problema es que los envasadores son los responsables de no confundir al consumidor y de etiquetar correctamente lo que envasan.